Protocolo de San Salvador

El Protocolo se suma a la Convención Americana sobre Derechos Humanos para asegurar los Derechos Económicos Sociales y Culturales (DESC), teniendo presente que si bien estos derechos se han reconocido en instrumentos internacionales, tanto de ámbito universal como regional, resulta de gran importancia que éstos sean reafirmados, desarrollados, perfeccionados y protegidos en función de consolidar en América, sobre la base del respeto integral a los derechos de la persona. Fue aprobado en 1988 y entró en vigor en 1999. A la fecha, ha sido firmado por 19 países y ratificado por 16: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Suriname, y Uruguay



Última modificación:

Martes 13 de noviembre de 2018